CUMPLIENDO AÑOS, HACIENDO HISTORIAS Y…

¡FELIZ CUMPLEAÑOS! ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! ¡GRACIAS 38 AÑOS!

Hace 38 años la madre naturaleza trajo al mundo a una pequeña renacuaja que empezó a crecer pronto y hacerse mayor; aprendió las destrezas de la vida y conoció la experiencia con la que tenemos que enfrentarnos cada día (tarde o temprano todos los hacemos). Pero también la historia de ella está dibujada de GRANDES momentos, de nuevos descubrimientos y de una gran capacidad para aprender y ser cada día mejor. ¡Y ella es muy GRANDE! Tiene los encantos de la primavera.

La historia de mi renacuaja tuvo su origen un 23 de enero de 2018, una noche del frío invierno, pero el día 24 de enero de 2018 ese invierno empezó a ser cada vez menos frío. De ahí que durante las próximas semanas y meses, fueran sucediendo cosas, y así hasta cumplir sus 36 años. Pero no fue hasta los 37 cuando las vidas se cruzaron; con Lopito (yo). Desde entonces, las cosas han cambiado mucho. Y ahora las historias se escriben con letras MAYÚSCULAS.

Añoro ese primer cumpleaños junto a renacuaja y todos esos momentos vividos durante esos días. Lo recuerdo con mucha nostalgia; como recuerdo ese desayuno (de cruasanes) con su cuellecito… ¡Imposible olvidar ese momento! No puedo dar un paso en mi vida sin recordar esa parte de mi vida que perdurara siempre y de forma irreversible. Todavía puedo ver ese momento cerrando los ojos y sintiendo la magia de nuestro extraordinario cerebro viajando a través del tiempo, pero sobre todo, de mi lado mas pasional; humilde y soñador ante ella.

¿Sabes? Ahí, en ese momento me di cuenta de algo que durante el casi año atrás no había sido consciente. Ahora ya no intentaba tenerte, en ese instante empecé a darme cuenta de que mi forma de querer ya no era la misma. Mi vida sentimental salvaje (egocentrista) había dado un giro y empecé a sentir y despertar esa parte de nuestro lado más humano y emocional al que solemos definir con el corazón (te quiero con el corazón se suele decir). Ya sabía que al mirarte no sería el mismo, que si faltabas, tampoco sería el mismo. Y entonces mi lucha ya no era la conquista, sino el satisfacer la necesidad de querer y amar.

Todavía resuena por mi imaginación, por ese viaje que me hago entre recuerdos a través de mis registros mentales; ayudado por fotografías, escritos y otros objetos materiales que me hacen el sentir del recuerdo, de las emociones y la añoranza de mirar atrás y pensar que no vienes. ¡Ya es pura necesidad en esta vida!

El tiempo pasa, y nosotros desde que nuestra aguja estelar se cruzaron, la galaxia andromeda sigue en su órbita, y el silencio absoluto no ha dejado de sentirse (recuerda la oscuridad absoluta…). Creo que sabes muy bien a lo que me refiero. Así que ábrete un poco más, deja que la luz entre por tus ojitos (esos de un color precioso) y lo haga hasta lo mas profundo de tu cerebro, hasta iluminar lo que otras vidas no han llegado a ser. ¡Ahora es el momento! Tenemos la oportunidad de vestir el velo para entrar en el Camino. ¡Descúbrelo! Pero para ello, cógeme la mano y no lo pienses…

Nos vemos en los sueños, nos vemos donde siempre, ¡en Andrómeda! Recuerda tu figura y no la olvides porque te pertenece y la necesitaras. No son los 36 en los que no estuve, porque todavía estaba formándose esa órbita tuya y mía, pero si los 37 y viajaremos hasta los 83, y con los 38 añitos buscaremos el momento de celebrarlo juntos. Porque hoy será y siempre lo será, un día especial en el calendario y en nuestro corazón. El día en que tú naciste y siempre será especial.

Ahora sí, ahora sí que tengo que desearte un ¡FELIZ CUMPLEAÑOS! MUCHAS FELICIDADES Y NO OLVIDES QUE TE QUIERO, ¡RENACUAJA!

¡FELIZ 38 CUMPLEAÑOS! QUEDA DICHO Y PREPARADO PARA HACER ALGO…